Gral. Enrique Martínez 1160. Montevideo, Uruguay        (+598) 2200 3430 / 2209 4475         097 160 444          ventas@omega.com.uy

Revolución: PACKAGING

Lo antes comentado facilita a las marcas posicionar su producto de una manera ágil y rápida en función de las tendencias del mercado en cada momento. Así mismo esto favorece la adaptación de su producto a cada región o tipo de cliente, llegando más fielmente a lo que cada usuario demanda.

Los inicios de esta revolución del packaging tuvieron lugar a partir de la década de los 80 al aumentar las capacidades informáticas dando lugar a la revolución de las tecnologías de impresión digital.

Con el “boom” del consumo en la decada de los 90 surgen infinidad de nuevas marcas comerciales, negocios, nuevos tipos de productos, etc… como consecuencia aparecen también variedad y tipologías de envases y de packaging, lo que contribuye a que nazcan nuevos tipos de profesiones relacionadas con el diseño gráfico, diseño industrial, marketing, etc…

Es el momento también de las innovaciones en materiales, por lo que, a partir de 1990 se crearon leyes estrictas para controlar y reducir el impacto ambiental de los plásticos, y como resultado, la búsqueda de materiales sostenibles se convirtió en objetivo de las empresas de packaging.

Por otro lado, cada vez se da más importancia a las normativas del packaging, del etiquetaje, de la calidad de los envases, la publicidad, etc… las cuales varían según el país de procedencia del producto. 

Desarrollo del Packaging DIGITAL:

En la primera década del 2000 se lanzan al mercado las primeras máquinas digitales para la impresión de packaging buscando complementar la producción de las máquinas flexográficas y offset para tiradas pequeñas o medias, o tiradas con dato variable.

La impresión digital captura la atención de marca mediante la creación de oportunidades para atraer a los consumidores a nivel local, personal e incluso emocional. 

La capacidad de personalizar los productos supone asimismo una muestra de hacia dónde va la marca. En un entorno en el que los consumidores reciben muchísimos impactos visuales y en el que cada vez hay más elementos intentando llamar su atención, el packaging y el etiquetado de los productos hace que los consumidores se sientan atraídos por la compañía y que la reconozcan, ya no solo por lo que es, sino también por los valores que se asocian a la misma. 

En un mercado donde continuamente se incrementa la competencia el packaging es un concepto que cada vez adquiere mayor importancia, posicionandose como una de las mejores herramientas de marketing. Es por ello por lo que la innovación se convierte en un aspecto muy importante para marcar la diferencia. 

Con los avances de la realidad aumentada, y biosensores, estamos en el punto de inflexión en el que las experiencias digitales posicionarán el envase del producto como un punto de venta emocional.

Estamos en un buen momento para la industria del packaging. Los envases y embalajes seguirán evolucionando para hacernos la vida diaria más sencilla, combinando calidad, diseño e innovación. Nace el smart packaging, envases inteligentes (también conocidos como active packaging o intelligent packaging), son un nuevo sistema de embalaje para productos farmacéuticos, bebidas, comidas y otros tipos de productos. Sistemas de embalaje desarrollados en laboratorios de ingeniería y oficinas de investigación que se comunican con el consumidor indicándole la frescura del producto, cuando debemos tomar cierto medicamento, mejorar la calidad del producto en sí o sencillamente captar la atención de los posibles consumidores.

Los perfeccionamientos de la técnica de embalajes más avanzados muestran que no siempre debe adjuntarse un prospecto impreso en un embalaje de medicamento, ya que son posibles gracias a la tecnología Near Field Technologie (NFC). NFC ha entrado ya en nuestra vida cotidiana con los pagos sin efectivo o la apertura de los vehículos sin llave. Gracias a la amplia difusión de los smartphones, el intercambio de datos sin contacto, de forma inalámbrica a corta distancia, es interesante también para el sector de los embalajes. Las posibilidades de uso comprenden desde la lectura previa del prospecto, pasando por el pedido automático posterior de medicamentos, hasta informaciones complementarias.

Este es el packaging del futuro.

Fuente: B2Pack.com & Compilaciones de diversas fuentes.